domingo, 30 de enero de 2011

Dibuja el viento

Dibuja el viento
figuras caprichosas
en nubes blancas

lunes, 13 de septiembre de 2010

Otoño

(Pequeña colección de haikus que dan la bienvenida a esta estación que incita a la poesía)


Ocre en las hojas
el otoño despierta
sol entre nubes.


Ella le mece
mientras llueve en la calle
se duerme el niño.


Vive en la calle
cuando el agua se hiela
duerme el mendigo.


Duelen los dias
cuando tú estás ausente
llora la noche.


Sueño en el rostro
las hojas se desprenden
tú y yo desnudos.


Hay niebla fuera
al calor de la lumbre
sudan los cuerpos.







sábado, 30 de agosto de 2008

Nadie

Me lo contó mi tía
una noche
que viajábamos en coche;
yo ya casi dormía,
acurrucada
mi hermana si lo hacía.
Empiezo:

Ocurrió una vez muy lejos
era el país de Nadie,
allí donde las nubes
pasean por la calle.
Así no se ve nada
y nadie se conoce ni se habla.
Sólo los que viven
arriba, en lo más alto
de los edificios grandes
llegan a verse, a veces, un instante;
luego llega la noche
y pierden el contacto,
sólo en los edificios altos.
Los niños, en la escuela,
aprenden por la voz del que les habla
y no se diferencian
por ser gordos o flacos,
por ser feas o guapas;
sino por el que tiene voz de pito,
cantar de periquito,
o un nido de grajos por garganta.
Cuando van al mercado
compran los alimentos por el tacto;
tocando localizan las naranjas,
aunque alguno
exprime los limones para zumo.
También quiso contarme que ella estuvo,
que todo lo que vio era muy feo;
yo lo dudo:
Si allí no se ve nada,
¿cómo ella pudo verlo?

Lo que creo es que todo esto es un cuento
que para entretenerme ella inventó;
lo que sigue después, no lo recuerdo.
Supongo que, rendido, me dormí
o quizás lo del viaje fuera un sueño.
Si recuerdo que mamá abrió la ventana
y me dijo: despierta, ya es la hora.
La miré y me dije: ¡Que fastidio!
levantarse de nuevo a la rutina.
Aún así es mejor ver su sonrisa
que vivir siempre solo entre la niebla,
si es verdad o mentira, ¡que más da!
Los cuentos que se inventan los mayores
son tan tristes que, yo creo,
son como la vida,
¿todo es cuento?
Mañana, cuando crezca,
Dios dirá.




Safe Creative #0801300406734 Blas León

sábado, 5 de julio de 2008

Ella dijo si

Ella dijo sí
como siempre
¿qué remedio?
decir sí o la muerte
o, peor aún,
el desprecio,
el escarnio,
la burla.
Ella dijo sí
¿qué remedio?
decir sí o vivir
¿vivir?
vivir siempre
con la duda
de si habría un día siguiente,
o si el lado caliente de la cama
se cambiaría por un
rincón del suelo,
sucio y frío
rincón, eso no es vida.
Ella dijo sí
y él, que lo intuía
cambió de parecer
y dijo no.
Cruel
es el destino
que juega a ser la muerte,
cruel
y siempre tarde
cuando llega la justicia
¿qué remedio?
Dijo sí
ella y no vive.
El dijo no
y sale mañana
de la cárcel;
seguro,
no habrá aprendido
nada.


Safe Creative #0801300406734 Blas León

A veces

A veces
la felicidad es un recuerdo,
una canción en la radio,
una fragancia en el viento.

A veces
la noche nos deja un sueño
que luego no recordamos
y nos endulza el café.

A veces
sólo un poco de silencio
hace falta para hablarnos,
aunque no tengamos tiempo.


Safe Creative #0801300406734 Blas León

miércoles, 2 de julio de 2008

Abierta a la esperanza

Pam, dijo, muerte
la pistola,
en manos del abismo.
En nombre de la paz,
dijo la boca.

Solo el necio
mendigo de lo absurdo
mueve afirmativa la cabeza
mientras la tierra llora.

Los hijos de la patria
le dicen: Puta Madre,
luego lloran
cuando ven que la sangre,
en ríos de pobreza
atraviesa los campos
con su espada.

Los surcos sin fruto
de su frente
se marchitan al aire
y el silencio
en nubes de tormenta
se desgarra.

En lluvia de lágrimas
se va el postrer suspiro,
entonces la tierra
se hace barro
y amasa las cenizas
de la ausencia.

De adobe será el muro,
de historia las ventanas
y la puerta
estará siempre abierta
a la esperanza.


Safe Creative #0801300406734 Blas León

sábado, 21 de junio de 2008

Te sueño

Te sueño cada noche
cuando cierro los ojos y transporto
todo el tiempo pasado a ese instante:
Las imágenes vistas, los olores,
los sabores y el tacto de una piel.

Te sueño cada noche
cuando el silencio abre
por vela nocturna,
se vacían las calles
y lucen las farolas
en los parques poblados
por fantasmas silentes
que aprenden a llorar.

Te sueño cada noche:
eres silueta oscura
en medio de la luna
parda, sombra abstracta,
entendible tan sólo al otro lado.

Te sueño a golpes,
a trozos, a pedazos.
En palabras sin sentido
que borro y re escribo
en papeles usados que cambian de color.

Te sueño y tu me sueñas
de forma parecida
me lo dice el alma
que duerme suspendida
del techo que hay sobre la cama.

Me sueñas y te sueño
y luego me doy cuenta
de que no te dije nada.
El sueño, entonces, imposible
se esfuma con el humo del café.


Safe Creative #0801300406734 Blas León